Comunicado 1º de Mayo

“Hace ya 5 años, que nosotros, la asociación “Centro Social y Nacional Salamanca”, creímos que era necesario convocar un 1º de Mayo alternativo, ajeno a la movilización de los sindicatos que no representan a los trabajadores, si no a sus propios intereses que no son otros que ver como incrementar sus subvenciones. Por supuesto, esta concentración, como así es, sería una demostración de que luchar por los derechos de los trabajadores no es enarbolar banderas caducas que añoran tiempos pasados y que lejos de unir a los trabajadores españoles buscan crear, como antaño, dos Españas enfrentadas.
Nuestra bandera es la de España, la que representa a todos los españoles, porque defender España es sinónimo de defender nuestros derechos sociales y laborales cada vez más amenazados.
Nuestra convocatoria, como podéis comprobar, deja una imagen curiosa. Por un lado, en este lado de la plaza, nos reunimos los que defendemos mejores condiciones laborales, unas pensiones dignas, justicia social, prioridad nacional o una vivienda accesible.
En el otro lado, enfrente, los que intentan impedir que lancemos nuestros mensajes y que parece ser que se oponen a nuestras reivindicaciones.
Esos mismos, que probablemente por vergüenza hoy se concentran cubriéndose el rostro, son los que en otras ocasiones se manifestaban de la mano de los sindicatos que reciben millones de euros para vivir del cuento.
Estos que pretenden boicotear nuestro acto y despojarnos de nuestra libertad de expresión, creen que son los verdaderos defensores de los trabajadores, y dicen luchar contra el sistema.
Hoy, llaman a manifestarse por un “1º de Mayo Obrero y multicultural”.
Probablemente lo hagan con buena intención, y no sea más que culpa de su propia ignorancia y víctimas de la propaganda del sistema al que creen combatir.
Y digo “CREEN” porque curiosamente defienden los mismos intereses.
Alguien debería decirles que la primera propuesta de las patronales europeas cuando comenzó la llegada masiva de los supuestos refugiados fue la de eliminar el salario mínimo para poder poner a trabajar a todos por menos dinero.
Seguramente tampoco nadie les ha dicho que esa inmigración masiva necesaria para esa sociedad multicultural que tanto añoran, es la herramienta perfecta fomentada por los gobiernos europeos para traer mano de obra barata y así devaluar los salarios y las condiciones laborales de la población autóctona; proceso que llevamos ya padeciendo desde hace varios años.
El “refugiados bienvenidos” es una maniobra más del capitalismo global para colarnos millones de inmigrantes económicos rebautizados como refugiados, y no por solidaridad, si no para como ha pasado en Alemania ponerlos a trabajar por 1€ la hora y así obligar a la población autóctona a ver rebajadas sus condiciones laborales. Mientras tanto, los que hoy nos acompañan, reclaman más “refugiados” ignorando lo que detrás se esconde.
Tampoco nadie debe haberles comentado que en España lo que necesitamos son políticas que fomenten y faciliten la natalidad, no fomentar la llegada de millones de inmigrantes que literalmente nos sustituyan y suponga el genocidio de la población española.
Su ignorancia, les impide ver que solo hay dos posturas posibles:
-Por un lado los que defendemos que los pueblos puedan mantener su soberanía sobre su economía, su dinero, su legislación, sus gentes, su identidad nacional,…
-Y por el otro los que prefieren sumarse a los intereses del mundialismo y la globalización, que buscan un mundo homogéneo eliminando todas las fronteras económicas y culturales y que las naciones se plieguen a intereses supranacionales pasando por encima de todos nuestros derechos y destruyendo todas las conquistas sociales logradas a base de lucha por nuestros abuelos.

Afirmaban estos días en un comunicado publicado en redes sociales que se oponen al capitalismo y aseguraban que los que aquí hoy nos manifestamos somos un brazo más del capitalismo y enemigos de la clase obrera. Por supuesto, entre las máximas preocupaciones de los trabajadores españoles se encuentra debatir sobre la existencia de las niñas con pene; los 5 millones de desempleados están deseando que vengan millones de inmigrantes más para que trabajen por menos dinero y las familias que son desahuciadas quieren manifestarse en defensa de las portavozas.
Qué casualidad que tanto el capitalismo como el autodenominado antifascismo defienda el mismo modelo de sociedad.

Hoy, 1º de Mayo, día del Trabajador, nos concentramos de nuevo junto a la estatua levantada en homenaje a los trabajadores.
El lema de la convocatoria, y que puede leerse en la pancarta: “Obreros y estudiantes, ¡por España adelante!”, pretende hacer un llamamiento a todos esos trabajadores asalariados, pequeños y medianos empresarios o autónomos que ven cada día más recortados sus derechos y que se encuentran con dificultades y trabas para sacar sus negocios adelante.
Son todos estos trabajadores los que con su esfuerzo y constancia mantienen esta nación sin recibir el respaldo de nuestros gobernantes, que en época de crisis, lejos de poner facilidades lo que hace es aumentar la carga de impuestos.
Llamamos también a los estudiantes, víctimas también de la crisis, que tras finalizar sus estudios se ven obligados a abandonar España, pues aquí no se les ofrece una salida digna para su preparación.
Por eso hoy gritamos “Obreros y estudiantes, ¡por España adelante!”.

ADELANTE, porque nuestros mayores se merecen unas pensiones que les permitan vivir con dignidad y no ser insultados con una subida ridícula que no permite ni siquiera afrontar el aumento del coste de la vida, mientras los políticos no tienen reparo en subirse los sueldos o mantener pensiones vitalicias escandalosas.
ADELANTE, frente a las políticas neoliberales que pretenden recortar todos nuestros derechos sociales y laborales, aumentando la edad de jubilación o abaratando y facilitando los despidos.
Cabe destacar que en España el coste de mano de obra es un 30% más barata que en el resto de la zona euro.
ADELANTE, en defensa de la prioridad nacional, porque creemos que ante un puesto de trabajo o en el acceso a las ayudas sociales los españoles debemos ser los primeros. Somos nosotros, los que mediante el esfuerzo y trabajo de anteriores generaciones hemos contribuido al sostenimiento de este país, y mientras miles de familias españolas se encuentran en situación de desempleo y en muchos casos sin percibir ningún tipo de ingreso, vemos como los extranjeros son los principales receptores de las ayudas sociales destinadas a paliar estas situaciones.

ADELANTE, en defensa de nuestra soberanía nacional. Frente al mundialismo que pretende homogeneizar personas y países destruyendo todas las identidades nacionales, con el único fin de crear un gran mercado mundial donde los occidentales tengamos que competir laboralmente con los millones de habitantes del tercer mundo. Nuestra oposición a las entidades supranacionales que pretenden cargar todo el peso de la crisis en las espaldas de los trabajadores mediante recortes y subidas de impuestos.
Creemos necesaria una Unión Europea, pero que proteja la soberanía de las naciones europeas y que anteponga el bienestar de los ciudadanos al de los mercados. No creemos en una Europa que incluso se plantea integrar a Turquía con todos los riesgos que ello conlleva, dejando claro que únicamente buscan crear una unión económica olvidando las raíces comunes.
ADELANTE, por la reindustrialización. Porque ha quedado claro que 45 millones de españoles no pueden vivir sólo del turismo. También exigimos medidas para hacer frente a la deslocalización de esas empresas que trasladan la producción a países donde puedan fabricar con mano de obra semiesclava los productos que luego quieren vender aquí.
ADELANTE, en defensa del pequeño y mediano comercio frente a la cada vez mayor presión fiscal y la liberalización de horarios de apertura, que hace imposible que compitan frente a las grandes cadenas. Esto también está permitiendo que en determinados sectores, y especialmente los comercios orientales, estén importando su cultura de trabajo y acorralando una vez más al comercio tradicional.

ADELANTE, frente a la inmigración masiva fomentada y permitida desde el Gobierno. La inmigración se ha convertido en el arma del capitalismo para rebajarnos los sueldos y devaluar la mano de obra. Es evidente que si hay más trabajadores y los puestos de trabajo son los mismos, los salarios se rebajan.
Nuestra oposición también al uso de la inmigración como forma de sustitución de la población frente a la baja natalidad.
Por supuesto hemos de dejar claro que somos contrarios a la inmigración como proceso, entendiendo que tanto el inmigrante como los países emisores son también víctimas de este proceso, los primeros por ser traídos para emplearlos como mano de obra barata y los segundos por la perdida en masa de trabajadores jóvenes.

ADELANTE, en defensa de la unidad de España, porque una nación fuerte y cohesionada es sinónimo de una nación que puede garantizar una vida digna a sus ciudadanos.
ADELANTE, para reivindicar medidas y políticas que fomenten la natalidad y así revertir el problema de la pérdida continúa de población y el envejecimiento de la misma. El Estado debe facilitar que las familias puedan tener hijos y que las madres puedan compatibilizar el cuidado de los mismos con el trabajo.
ADELANTE, para que los españoles puedan acceder a una vivienda digna sin hipotecarse de por vida. Tener una casa no debe ser un privilegio. El Estado debe intervenir para que la vivienda deje de ser un negocio más de especuladores y que las hipotecas no sean el negocio de la banca para desangrar a los españoles.

ADELANTE, por los jóvenes que no encuentran salidas laborales dignas en España y que tras acabar sus estudios se ven obligados a abandonar España. Traen inmigrantes, y echan a los estudiantes.
ADELANTE, en defensa de la sanidad y educación públicas, víctimas de la crisis y gestión nefasta de los que nos gobiernan, que pretenden conducirlas hacia la privatización.

ADELANTE POR ESPAÑA Y ADELANTE POR SUS GENTES.

Muchas gracias.”

 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *