Presentación “Fondos Buitre. Manual de autodefensa”.

Tal y como estaba previsto, en la tarde del Sábado celebramos la presentación del libro “Fondos buitre. Manual de autodefensa” realizada por su autor, Guillermo Rocafort, en una sala en la que se completó el aforo, del Centro Municipal “Julián Sánchez El Charro”.
Rocafort, que ya presentó en Abril del pasado año otro de sus libros sobre las SICAV (paraísos fiscales de los muy ricos), comenzó haciendo un análisis de la situación general en España, donde la corrupción está a la orden del día, salpicando a izquierdas y derechas. Recordó la destrucción de nuestro Estado de Bienestar, perdiendo cada vez más nuestros derechos sociales, y con unos partidos emergentes que lejos de ofrecer soluciones proponen parches.
Prosiguió comentando qué son los conocidos como “fondos buitres”, que no son otra cosa que fortunas, que no se sabe muy bien de donde vienen, pero que están dedicándose a saquear la poca riqueza que queda en España.

Todo esto con la complicidad de los diferentes gobiernos que no dudan incluso en ofrecerles viviendas de protección oficial a precios ridículos y que posteriormente venderán a precio de mercado.
Destacó, que estos fondos pueden ser la “corrupción al cuadrado”, por la posibilidad de que sean fortunas obtenidas por la corrupción o evasión de impuestos en España enviadas a paraísos fiscales, y que vuelven aquí a ser blanqueadas.

Posteriormente se abrió el turno de preguntas, con varias intervenciones interesantes, finalizando con la firma de ejemplares del libro presentado y de sus títulos “Claves para que España recupere Gibraltar”.
Recomendamos la lectura del libro, del que dispondremos de algunos ejemplares para el que desee adquirirlo (info@csynsalamanca.com).

Como nota cómica del día, no podemos obviar la presencia de un grupo de extrema-izquierda, que realizó una chocolatada a pesar de los 30 grados de temperatura, en las inmediaciones del Centro Municipal, para protestar por una conferencia que debido a su diarrea mental (posiblemente, por el aspecto, depositada en la garrafa del supuesto chocolate), calificaron como un acto racista.
Les recomendamos que se lean el libro de Guillermo Rocafort, para que conozcan un tema del que ellos también son o serán víctimas, a ver si así despiertan de su letargo.

Por supuesto, para la realización del acto contaron con el permiso de la Subdelegación de Gobierno, que demostró una vez más la complicidad con estos grupos, puesto que autorizó una concentración para la que se alegó motivos de urgencia, y que no perseguía otro objetivo que tratar de impedir nuestro derecho.

“Ladran, señal que cabalgamos”.

 

 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *