1º de Mayo Social y Nacional 2016

COMUNICADO
“Hoy, 1º de Mayo, Día del Trabajador, nos concentramos por tercer año consecutivo junto a la estatua en homenaje al obrero.
Un año más, el Centro Social y Nacional Salamanca vuelve a esta plaza, alejados de los sindicatos de “trabajadores”, los mismos que reciben millones de euros en subvenciones y de las organizaciones de izquierda que han monopolizado esta fecha, pretendiendo adueñarse de toda reivindicación social, como si fueran los únicos que trabajan y tienen derecho a reclamar nuestros derechos.

Un día como hoy, no puede ser considerado un día festivo como tal, pues la situación que padecemos no es para ello. Debe ser un día de descanso en lo laboral, pero de trabajo en cuanto a la lucha y reivindicación por nuestros derechos sociales y laborales.

Basta con echar la vista atrás, al anterior 1 de Mayo, para ver como la situación no ha mejorado, si no que sigue igual o incluso peor.
Precisamente esta semana hemos podido ver diferentes noticias que nos anunciaban que la tercera parte de las familias salmantinas, casi 12.000, tienen a todos sus miembros desempleados. En el conjunto de España la tónica es la misma, habiendo aumentado con respecto al anterior trimestre, superando el 1.600.000 de familias con todos sus miembros en paro.
Detrás estas cifras, se encuentran miles de dramas, miles de familias abandonadas por un Estado incapaz de proteger de forma eficaz a sus ciudadanos, y de ofrecerles una salida a esta situación de emergencia que padecemos.

No debemos olvidar que mientras millones de españoles pasan penurias, nuestros políticos llevan casi medio año escenificando una auténtica obra de teatro que no persigue otra cosa que perpetuarse en el poder y asegurarse una poltrona para la nueva legislatura.

Pero esto ya es otro tema. El problema al que hacía alusión antes, de las miles de familias en paro, está provocando consecuencias de mayor calado:
-Por una parte, y sumado a la falta de políticas orientadas a facilitar la formación de una familia, está suponiendo un freno a la natalidad y un envejecimiento de la población. Esta misma semana pudimos ver que durante el último año Salamanca ha vuelto a sufrir una sangría demográfica con la perdida de otros 3500 habitantes, y con datos que verdaderamente hacen temblar: frente a los 65.000 jóvenes empadronados, lo más de 86.000 salmantinos mayores de 65 años.

-La segunda consecuencia, es el éxodo juvenil que se está produciendo, al no existir oportunidades laborales para los jóvenes españoles, que sobradamente preparados, se ven obligados a abandonar España y a buscar opciones de trabajo más allá de nuestras fronteras, ya que aquí les son negadas.
Como solución a este grave problema de la despoblación, las altas esferas llevan años favoreciendo un fenómeno que persigue dos claros objetivos, y que no es otro que la inmigración.

El primero de los objetivos, es literalmente sustituir a la población europea.

El segundo, lograr una bajada salarial al tener una cantidad ingente de mano de obra que se verá obligada a competir por los mismos y escasos puestos de trabajo.
Esto es algo que desde el Centro Social y Nacional Salamanca llevamos meses denunciando ya que es el verdadero interés que hay en promover la llegada masiva de refugiados, disfrazada con una falsa solidaridad.
No es algo que nos hayamos inventado. Ya son varios los países cuyas patronales se han mostrado dispuestas a eliminar los salarios mínimos para facilitar la integración laboral de los refugiados. Es el caso de Francia, o de Alemania, donde incluso ya se ha puesto a trabajar a los refugiados por 1€ la hora.
Primero, serán los recién llegados, después nadie querrá pagar un sueldo digno pudiendo pagar únicamente 1€ la hora. Entonces habrán logrado el ansiado objetivo: el abaratamiento salarial de todos los trabajadores.
Poco a poco van destruyendo nuestro estado de bienestar y poco a poco vamos caminando a situaciones laborales más parecidas a sistemas de semiesclavitud, con salarios y condiciones laborales basura, sin estabilidad que permita formar una familia.

-Desde el Centro Social y Nacional Salamanca exigimos prioridad nacional a la hora de acceder a un puesto de trabajo, así como a las ayudas sociales destinadas a paliar la situación de millones de españoles. Es de sentido común que quien ha levantado el país durante generaciones, que quien ha contribuido con su trabajo, esfuerzo e impuestos al sostenimiento de España tenga preferencia a la hora de conseguir un trabajo o beneficiarse de una ayuda económica. Ser español tiene que valer para algo.

-Nos oponemos al fomento de la inmigración masiva como solución al problema de la natalidad y como forma de pretender obtener mano de obra barata. Creemos necesario impulsar medidas que favorezcan la familia, como viviendas sociales, ayudas económicas y beneficios fiscales a quien tenga hijos o facilidades para conciliar la vida laboral con el cuidado de la familia.
-También queremos mostrar nuestra oposición al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones, conocido por sus siglas TTIP dadas sus nocivas consecuencias a la economía europea, como la destrucción de 600.000 puestos de trabajo en el conjunto de los países que conforman la Unión Europea; la limitación del derecho a huelga, sindicación y negociación colectiva; o el auge de las grandes empresas en detrimento de las PYMES y autónomos, lo que significará un paso más en la globalización y disolución de las patrias; además del aumento del trabajo precario y deslocalizaciones empresariales. En definitiva, supone un paso más del capitalismo internacional en su afán por homogeneizar el planeta, y hacer desaparecer las identidades nacionales existentes, además de perjudicar al grueso de los trabajadores para así enriquecer, más aún a los poderosos.

-Consideramos imprescindible orientar la economía nacional hacia la reindustrialización, puesto que ha quedado demostrado que España no puede vivir únicamente del turismo y de la construcción. Es imprescindible luchar de forma eficaz contra la deslocalización de las empresas que se instalan en España para beneficiarse de subvenciones pero después marchan a países subdesarrollados en busca de mano de obra barata.
-Exigimos un aumento de los salarios coherente con el crecimiento económico y el aumento del coste de la vida.
-Frente al éxodo de la juventud española, proponemos políticas destinadas a facilitar la integración en el mercado laboral, fomentando la contratación con cuotas de la seguridad social mucho más asequibles.

-Creemos totalmente necesario proteger al pequeño y mediano comercio, que se enfrenta por un lado al poder de las grandes multinacionales y a la competencia desleal de comercios orientales que no dudan en abrir durante casi 24 horas los 365 días del año. Al igual que se debe facilitar la creación de nuevas empresas dando facilidades a los autónomos, con cuotas reducidas y beneficios fiscales.

Para finalizar, queremos recordar la importancia de que los patriotas reivindiquemos los derechos de todos los españoles en fechas tan importantes como esta. No podemos consentir que los sindicatos, con sus miles de liberados acaparen y se adueñen de la lucha social, pues como ha quedado demostrado han permanecido callados a base de subvenciones multimillonarias durante años.

Muchas gracias a todos, y feliz Día del Trabajo. “

 

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *